¿Vuelve el Rastrojero ?

rastrojero1El intento de volver a fabricar un utilitario de origen netamente nacional se enmarca en la Ley de Reparación Histórica para la Agricultura Familiar, recientemente sancionada.

El Rastrojero era fabricado por las Industrias Mecánicas del Estado (IME), y en 1980 la Dictadura decidió cerrarlas y detener la fabricación del Rastrojero, que en ese momento representaba más del 70% del mercado de las camionetas diésel del país.

Las organizaciones se reunieron con Juan Ignacio San Martin, del área de Relaciones Institucionales de Fadea, la Fábrica Militar de Aviones, que está ubicada en Córdoba y es la heredera institucional de aquellas IME. San Martín se mostró interesado por la propuesta surgida de los sectores productivos.

Del encuentro, que tuvo lugar en el Museo de la Industria en la capital cordobesa, participaron una delegación del Foro Nacional de Agricultura Familiar (Fonaf), encabezada por su presidente Miguel Fernández, el referente provincial y productor hortícola Antonio Córdoba y el prosecretario de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (Cnct), Fabio Resino, y Alfonso Tricarico y Osvaldo González, miembros del consejo Técnico Asesor.

El intento de volver a fabricar un utilitario de origen netamente nacional se enmarca en la Ley de Reparación Histórica para la Agricultura Familiar, recientemente sancionada. Desde la Fonaf manifestaron que “un vehículo utilitario es una herramienta indispensable e insustituible para el desarrollo de nuestras actividades, y las ofertas que hoy existen en el mercado son totalmente inaccesibles y pensadas en un sector más capitalizado”.

“Los agricultores hemos visto con orgullo a un Estado que ha vuelto a producir aviones, satélites y otros desarrollos de alta tecnología”, dijo Miguel Fernández, de Fonaf.

“En la Argentina, ya se dan las condiciones para producir un vehículo nacional y qué mejor para ello que comenzar con un utilitario tomando como base la experiencia que se realizó en su momento con el Rastrojero”, propuso y remarcó que que los productores familiares quieren “un Rastrojero moderno, con tecnología adecuada, versátil para el trabajo y al alcance de nuestros bolsillos”.

Un vieja publicidad del Rastrojero rezaba: “Piense con el bolsillo, el rastrojero diesel trabaja más y a usted le cuesta menos”. Eran épocas durante las que el utilitario de fabricación nacional era “parte del paisaje argentino”, como decía otra de sus promociones.

Había nacido en 1952, como parte de un programa de recuperación de viejos motores de tractores Empire llegados desde Estados Unidos. Con un diseño simple y práctico, el primer Rastrojero podía cargar en su caja de madera hasta media tonelada, y a pesar de su aspecto rústico fue un vehículo confiable que en poco tiempo se ganó la aceptación del público.

Fabricado hasta mediados de la década del ‘70, llegó a liderar el mercado nacional en su segmento, con dos generaciones y varias versiones que incluso se exportaron a Cuba, Chile, Perú, Uruguay y Bolivia. Los modelos que quedan en circulación no pagan patente, pueden transportar hasta 1.000 kilos de carga además de ser económicos en su combustible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s