Giro inesperado en la causa de Micaela

La causa por el femicidio de Micaela García podría dar un nuevo giro este viernes, luego de que la defensa de Fabián Ehcosor y Néstor Pavón, padrastro y jefe respectivamente del principal imputado, Sebastián Wagner, le soliciten a la Justicia que se investigue a un nuevo sospechoso.

Según se supo, familiares de un joven de Gualeguay le habrían aportado datos a los abogados. Le indicaron que la madrugada en la que la joven desapareció, el sospechoso en cuestión les habría admitido que “había metido la pata en algo feo”. Aseguraron además que estaba embarrado y que le pidió plata a su familia, aunque no supieron decir para qué.

Todo apunta a una persona del círculo íntimo del hijastro de Wagner, de 21 años. Se trataría de un amigo, quien habría sido partícipe del secuestro, desaparición, abuso y femicidio de Micaela. De hecho, luego de estas situaciones, se desconoce su paradero y la Policía lo estaría por buscar intensamente para imputarlo en la causa.

Los nuevos datos aportados podrían traer consigo novedades en la causa por el femicidio de la joven de 21 años, que era oriunda de Concepción del Uruguay y estudiaba Educación Física. Por el momento siguen siendo cuatro los detenidos -se sumó hace pocos días el hijastro de Wagner-. Todos ellos continúan detenidos, a la espera de que se desenlace su situación procesal.

Asimismo, por el momento la Policía no ha podido constatar la presencia de otra persona que pueda involucrarse con el crimen de la estudiante. Sí pudieron certificar que Wagner estuvo en el vehículo secuestrado, donde también hallaron pelos de la joven. De igual modo desde la Dirección de Investigaciones adelantaron que restan conocer resultados de pericias que podrían indicar nuevos patrones genéticos.

Anuncios