Pronósticos sostienen que “El Niño” puede desarrollarse a partir de mayo

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió que puede desarrollarse el fenómeno meteorológico de “El Niño” a escala global pese a las condiciones de actual estabilidad, y aseguró que el episodio “El Niño costero”, que devastó recientemente a Perú y Ecuador, está “atenuado”.


Las previsiones de la OMM, difundidas en un comunicado, indican que a partir de mayo pueden darse diversos escenarios, desde condiciones neutras a un episodio de “El Niño” moderado.
De acuerdo con los modelos consultados y las opiniones recabadas de expertos, la probabilidad de que se produzca un fenómeno de estas características en la segunda mitad del año aumentó hasta situarse entre el 50 y 60 por ciento, consignó la agencia de noticias EFE.

En este marco, la OMM indicó que vigilará de cerca las condiciones oceánicas y atmosféricas en los próximos meses a fin de evaluar una posible transición a un episodio de “El Niño”.
El fenómeno meteorológico denominado “El Niño del Pacífico Central” (ENSO, en sus siglas en inglés), genera una corriente de agua cálida en el océano Pacífico ecuatorial, lo que provoca un incremento de la temperatura del mar en la costa, generando efectos meteorológicos extremos.

El último episodio de “El Niño” tuvo devastadores efectos en múltiples zonas del mundo, y se dio entre el cuarto trimestre de 2015 y los primeros meses de 2016, afectando a 4,2 millones de personas en América Central, 4,7 millones en el Pacífico occidental y a 30 millones en África austral, que se vieron afectadas por hambrunas y escasez de alimentos a causa de una sequía prolongada.

En tanto, “El Niño costero” que se produjo los primeros meses de este año provocó fuertes lluvias localizadas desde las islas Galápagos hasta las costas de Ecuador y de Perú, que causaron 101 muertos, 19 desaparecidos, 353 heridos, 140.000 damnificados y cerca de 940.000 afectados.
Por otro lado, los expertos consultados por la OMM predijeron que la probabilidad de asistir a un episodio del fenómeno “La Niña” “es muy remota”.

Mientras que “El Niño” se produce cuando hay un incremento de las temperaturas, lo que tiene diferentes efectos en cada región del mundo, “La Niña” contribuye a un descenso de dichas temperaturas.
Así, por ejemplo, las zonas que sufren sequías por “El Niño” tienden a registrar precipitaciones por encima de la media con “La Niña” o viceversa.
“La Niña” también se asocia con un incremento de la actividad de los huracanes en el océano Atlántico. Fuente: (Efe vía Télam).-

Anuncios