La Policía Nacional española junto a personal de Europol e Interpol investiga a 11 argentinos vinculados a una red internacional de pornografía infantil que funciona por WhatsApp y de la que serían víctimas unos 10 mil menores de edad.


En la causa que se inició en junio de 2016, y en la que 135 personas son investigadas ya hay 39 de ellas que fueron detenidas en los últimos días, en diferentes países de Europa, Centroamérica y Sudamérica.

Intercambio de imágenes
Según informó La Policía Nacional española en un comunicado, en la organización internacional que fue desarticulada, los integrantes intercambiaban imágenes y videos pornográficos de menores de edad a través de la aplicación Whatsapp.
Tras diez meses de investigación, la operación “Tantalio” permitió la detención de 39 personas, de las cuales, 17 son de España; seis de Colombia; cuatro de Italia; dos de Alemania; tres de Bolivia; dos de Costa Rica; dos de Paraguay; una de Chile, una de El Salvador y otra de Portugal.

La dificultad de la privacidad
La investigación, según la Policía Española, detectó 96 grupos de WhatsApp, así como 103 distribuidores ubicados en diferentes países, de los cuales 17 de ellos residían en España. Tras realizar el análisis minucioso de los grupos investigados se encontró que los usuarios se dedicaban exclusivamente al intercambio y distribución de pornografía infantil y se comprobó la existencia de objetivos en 18 países ubicados en Sudamérica, Centromérica y Europa, siendo España uno de los más involucrados.

Los investigados
Según el comunicado, este megaoperativo es “la primera acción internacional conjunta contra la pornografía infantil en la Unión Europea coordinada a través del Grupo de Acción Contra el Cibercrimen radicado en La Haya”.
En total fueron investigadas 135 personas: 17 en España, nueve en Alemania, 11 en Argentina, seis en Bolivia, 20 en Brasil, dos en Chile, nueve en Colombia, dos en Costa Rica, dos en Ecuador, uno en El Salvador, dos en Guatemala, cuatro en Italia, 28 en México, dos en Paraguay, 19 en Perú y uno en Portugal, de las cuales hasta el momento fueron arrestadas 32.

Caso complicado
El inspector jefe del grupo encargado de la causa en España, Ángel Sánchez, afirmó este martes en conferencia de prensa, que el caso había sido “complicado” por la privacidad que se busca en aplicaciones como WhatsApp.
En tanto, Europol señaló en un comunicado que, “el material recuperado está siendo examinado para identificar a los niños que son víctimas de estos crímenes y de salvarlos de la peligrosa situación en la que se encuentran”, ya que en las imágenes aparecen niños de entre dos a tres meses y ocho años. A principios de este año, y según la investigación, había 10.000 víctimas de abusos.

Además de las detenciones realizadas en los últimos días, más de 300 elementos, entre los que hay computadoras, celulares, tabletas, discos duros, fueron incautados para ser analizados. De la investigación que continúa abierta, además de la Policía española participan efectivos de quince países de América Central y América del Sur. Fuente: (Noticias Argentinas).-

Anuncios