INTERES GENERAL, NACIONALES

Argentina, entre los países más religiosos de América Latina

El estudio de WIN (Worldwide Independent Network) explora las creencias religiosas de más de 66.000 personas en 68 países de todo el mundo. Se indagó sobre la autopercepción sobre religiosidad sin importar a qué culto se profesa o si se es practicante y la tendencia global es que somos creyentes, pero hacemos un uso personal de la religión.


“Sigue habiendo fe y los estudios son contundentes en ese sentido, la necesidad de espiritualidad está totalmente vigente y no hay nada que la reemplace”, destaca a ámbito.com Constanza Cilley, directora ejecutiva de la consultora Voices! que realizó la investigación local.

Para el teólogo José Caamaño “no estamos en mundo secularizado, sino ante un mundo en donde surgen otras formas de creer y es un fenómeno global”, a ello se deben los altos índices sobre la fe de que hay algo más. “Hay una fuerte confianza que existe un dios o un ser eterno o un ser superior que nos cuida y nos acompaña”, detalla el cura que también es profesor de la Facultad de Teología de la UCA.

En nuestro país 8 de cada 10 personas (78%) se definen como religiosos, mientras un 16% manifiesta no serlo y un 4% declara ser ateo. Entre los religiosos la mayoría se declaró católico. Los datos locales ubican al país por encima el promedio mundial y quinto a nivel regional detrás de Paraguay (87%), Colombia (84%), Panamá (84%) y Brasil (82%).

La cifra del 78% se mantiene invariable desde hace tres décadas. “Seguimos esta tendencia desde el año 84 en Argentina y la cifra de quienes se autoconsideran religiosos no sufre variaciones significativas”, acota Cilley aunque reconoce que con la llegada del papa Francisco al sillón de San Pedro, hubo un salto del 72% al 84% pero se mantiene en esos parámetros en la actualidad.

En cuanto al perfil de los argentinos que se declaran religiosos son su mayoría mujeres, de niveles socioeconómicos bajos y poco nivel educativo, un fenómeno que se replica a nivel global. Según el estudio, a mayor instrucción y mayor ingreso es menor la espiritualidad (72% de nivel socioeconómico alto se define religioso versus 83% a nivel bajo).

Manifestarse religioso no significa ser practicante y según advierte la especialista “hay un corrimiento de las estructuras tradicionales de la religión” por eso se liga cada vez más la religión con la espiritualidad y no con las instituciones.

Por ello, un análisis más detallado del 78% religioso reveló que solo un tercio reza por las noches y que 20% va a misa una vez por semana. “Se da una especie de religión a la carta, donde se canalizan algunas necesidades a través de la religión pero no necesariamente se acatan las normas de las intuiciones”, cierra.

Caamaño recuerda que hace un siglo ir a misa era obligatorio porque era la norma social que imperaba, mientras que en la actualidad hay una apropiación diferente. “A las religiones institucionalizadas les pasa lo mismo que a las de la sociedad civil han cambiado los sistemas de regulación de los comportamientos sociales”, define.

Sin embargo, reconoce que “en Argentina la conciencia de pertenencia al cristianismo es muy alta y la expresión de esa conciencia en la participación del culto es baja”. “Eso ha sido siempre así por varios motivos”, concluye.

Las naciones más y menos religiosas

Tailandia es el país más religioso del mundo ya que prácticamente la totalidad de sus habitantes (98%) se definen como religiosos. En la lista le siguen Nigeria (97%), Kosovo, India, Ghana, Costa de Marfil, Papúa Nueva Guinea (94% en todos los casos), Fiji, Armenia (92% para ambas) y Filipinas (90%).

En el extremo opuesto, China es el país menos religioso: 7 de cada 10 entrevistados asegura ser ateo (67%). Esta cifra equivale a más del doble registrado en cualquier otra nación del planeta. Otro 23% se define como no religioso y solo 9% de los chinos son religiosos.

En el ranking de menos religiosos le siguen Suecia, República Checa y el Reino Unido, donde 7 de cada 10 consultados afirman ser ateos.

La mayoría de las personas en el mundo creen en el alma (74%) y en Dios (71%), mientras que alrededor de la mitad lo hacen en el paraíso (56%) y la vida después de la muerte (54%). Además un 49% piensa que el infierno existe.

Sin embargo no todo es tan llano, conforme pasa el tiempo y la experiencia se va perdiendo esta religiosidad. Por ejemplo, el 74% de los jóvenes de entre 18 y 24 años cree en Dios, pero la proporción cae a 67% entre quienes tienen 65 o más años de edad.

Asimismo, 78% de los consultados jóvenes cree en el alma frente a 68% entre los de mayor edad. En la mítica dicotomía entre cielo y el infierno es donde se encuentra la mayor brecha. El 57% de los jóvenes cree en el infierno contra el 35% de los más experimentados. En cuanto al cielo la relación es 64% vs 46%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s