El Gobierno nacional insistió hoy en que la huelga docente anunciada para la próxima semana tiene un “componente político” más que salarial y acusó a los gremios de tomar de “rehenes” a los alumnos.


Así lo afirmó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al cuestionar con dureza a los gremios y a los maestros que se pliegan a las medidas de fuerza, tanto en Buenos Aires como en el resto de las provincias donde aún hay conflicto.
“Acá no se está discutiendo lo salarial. Acá hay un componente político que está poniendo de rehenes a los chicos”, dijo el ministro en declaraciones a radio Mitre ante la huelga nacional convocada para los días 15, 16, 21 y 26 de marzo. El funcionario dijo que “no hay ningún argumento para que haya una paritaria nacional” como reclaman los gremios en todo el país para que se vuelva a fijar un salario mínimo base en el sector docente.
Frigerio dijo que los gremios docentes “no quieren que quede de manifiesto que no hay ninguna voluntad de arreglar” y destacó que “no es verdad” que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, es “inflexible”.
“Es un piso lo que se les está proponiendo. Esta es una paritaria sin techo. El techo lo pone la inflación. Hay una decisión de que los docentes no pierdan poder de compra, pero no les interesa porque la discusión es absolutamente política, por eso el argumento es la paritaria nacional”, expresó.

En ese marco, dijo que la paritaria nacional “no existe” y “no hay ningún argumento” para convocarla, como así tampoco hay para los “médicos, los policías o los enfermeros”.
Por último, Frigerio sostuvo que los dirigentes de los gremios docentes “entienden que cuanto peor le vaya a la Argentina mejor les va a ir a ellos” aunque aclaró que “son una minoría” y que “el clima de apoyo a la gobernabilidad es mayoritario”.

Anuncios