00190La intensa ola de calor, registrada la semana pasada en La Pampa y gran parte del centro del país, causó la muerte de 66 novillos en un campo ubicado sobre la ruta provincial 1 entre la ciudad de General Pico e Intendente Alvear.

El jueves por la tarde, cuando la sensación térmica superaba los 40 grados centígrados, 66 animales pertenecientes a la firma Agronor S.A comenzaron a sufrir las consecuencias de las altas temperaturas. “A la mañana, como todos los días, hice la recorrida habitual. Hacía mucho calor, pero estaba todo normal”, expresó el capataz del establecimiento “Don Félix”.

“Cuando salí a la tarde, a eso de las cuatro, me encontré con una panorama desolador. Primero vi 16 animales muertos cerca de la aguada, otros 32 en un lote de alfalfa y el resto sobre una calle. Ahí nomás lo llamé al veterinario y cuando llegó ya no había mucho por hacer. Me dijo que por un golpe de calor, los novillos terminan muriendo infartados”, agregó Ceferino Orueta en diálogo con MaracóDigital.net.

Según explicó el encargado del establecimiento rural, en los días de calor es normal que los animales se junten para generar sombra entre ellos. “Por esta zona hay muy poca sombra, entonces los novillos se amontonan para generarla; pero a la vez generan más calor entre ellos y es ahí fue cuando sufrieron el golpe de calor que los terminó matando”, detalló el puestero.

“Eran animales de entre 200 y 250 kilos cada uno. De los que quedaron vivos se los notaba bastante nerviosos y agitados, todo producto de la alta temperatura. Los novillos muertos los juntamos todos en un lugar y ahora hay que esperar que se terminen secando. La verdad que nunca vi algo así y ver tantos animales muertos dan hasta ganas de llorar”, finalizó Orueta.

Anuncios