00178Un británico “murió” 27 veces en 24 horas, pero los trabajadores de un centro médico de la ciudad de Worcester han logrado devolverlo a la vida una y otra vez. El 17 de diciembre del año pasado, Ray Woodhall, de 54 años, sintió un dolor agudo en el pecho mientras jugaba fútbol caminante (una variante de fútbol para los mayores de 50 años que no son capaces de jugar el juego tradicional por falta de movilidad), pero pensó que simplemente estaba deshidratado, ya que sólo tomó un trago antes de jugar.

El hombre se desplomó después de ser llevado a un hospital por consejo de una enfermera local. Resultó que el dolor en el pecho y el desmayo fueron efectos de un ataque al corazón. Luego en el hospital Woodhall tuvo 26 paros cardiacos más.

Gracias al equipo de cardiología del Worcestershire Royal Hospital, el hombre logró sobrevivir las 24 horas que estuvo entre la vida y la muerte. “Me dijeron que nunca han oído de que alguien muriera tantas veces y la única razón por la que estoy aquí es por ellos. Les debo la vida”, dijo el hombre. Woodhall también contó que morir era “como quedarse dormido” y eso fue lo que pensaba que le pasaba hasta que el personal médico le dijo “te fuiste”.

Como resultado de su experiencia, Woodhall perdió el 20% de la función de su corazón, pero, gracias a su determinación y experiencia deportiva, se estabilizó y está en camino a la recuperación, soñando con volver a jugar al fútbol lo antes posible.

Anuncios