El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para cumplir con 190 días de clases, el gobierno nacional analiza eliminar los feriados puente. Esta posibilidad ya generó rechazo en Mar del Plata, donde buscan aunar esfuerzos para conseguir que sigan los fines de semanas extra largos.

Para poder cumplir con los 190 días de clases, el gobierno nacional analiza eliminar los llamados feriados puente.

El ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, dio por hecho que las clases comenzarán el año próximo el 6 de marzo. Y aún sin papeles firmados ni norma que lo oficialice, dejó entrever que cumplir los 190 días exigidos para el ciclo lectivo anual implicará eliminar algunas jornadas establecidas no laborables. En particular aquellas que se adosaron a feriados para dar forma a fines de semana largos de cuatro jornadas consecutivas. El próximo 27 y 28, el Consejo Federal de Educación se reunirá en Chubut y tratará, entre otros temas, la fecha de inicio del ciclo escolar 2017.

Ayer, en el Concejo Deliberante de Mar del Plata, representantes de los distintos bloques, directivos de cámaras empresariales y gremialistas de rubros vinculados al turismo concretaron una primera reunión para analizar la situación y aunar esfuerzos para que Bullrich atienda sus argumentos y revise el proyecto.

“Los fines de semana largos significan más de 3000 millones de pesos anuales, y con protagonismo especial de los feriados puente, que en 2015 fueron dos de los tres más exitosos”, dijo Lucas Fiorini, titular del bloque del Frente Renovador e impulsor de la jornada.

La postura es unánime y encontrará similar eco en otros destinos cercanos, en particular los de playa, que ahora dependen, y mucho, del movimiento de temporada baja. De hecho, rubros como la hotelería y la gastronomía, gracias al ritmo de fines de semana largo, lograron que más establecimientos permanecieran abiertos todo el año. “Eso significa trabajo en la ciudad que más sufre la desocupación en todo el país y ante un verano que, como el que pasó, asoma complicado”, advirtió Sergio Medina, titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) local.

Según el Ente Municipal de Turismo (Emtur), los fines de semana largos representaron en Mar del Plata ingresos por 3012 millones de pesos en 2015. Los dos feriados puente del 24 de marzo y 8 de diciembre sólo fueron superados en arribos por los carnavales. “Cambia el perfil de turista y además mejora el gasto promedio”, destacó la titular del organismo, Gabriela Magnoler. Reconoció que correr el inicio de clases potencia el tramo final de febrero, pero también admitió con estadísticas que el rendimiento de una semana de marzo está por debajo de un fin de semana largo.

Los últimos ciclos lectivos habían comenzado en la semana final de febrero, lo que derrumbaba temprano la demanda turística estival. Con ello aparecían cesantías durante esa quincena previa a marzo. Alejandro Carrancio, titular de la Comisión de Turismo, y su par Daniel Rodríguez coincidieron en que la defensa de feriados puente no implica una disputa entre turismo y educación. “Hay que buscar una armonía con el calendario escolar”, dijo.

Avedis Sahakian, titular de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, alentó además una agenda que dé previsibilidad al sector. Y remarcó que el movimiento turístico por fines de semana largo no sólo es beneficio para los operadores del sector. Recordó que del flujo económico que generan los viajeros “más del 25% del total bruto va al Estado como impuestos”.

Con ese respaldo del sector privado, los concejales impulsarán una resolución que formalice la postura en defensa de los feriados puente. Fiorini acotó que así como desde aquí se han reconocido a Bullrich los objetivos de la evaluación 2016 y el cambio de fecha para el inicio de clases, pide que desde ese ministerio se entienda este otro reclamo de los destinos de turismo: “Los feriados son vitales para cuidar el trabajo de los marplatenses”, insistió.

Anuncios