El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El complejo termal fue clausurado luego de que se probara que los efluentes que se vierten contaminan el agua y la tierra. La denuncia había sido iniciada en 2014 por la Asamblea de Ciudadanos Autoconvocados Más Ríos Menos Termas.

El complejo termal de María Grande fue clausurado luego de que se probara que los efluentes que se vierten contaminan el agua y la tierra. La decisión de la clausura fue tomada por Belén Esteves, secretaria de Medio Ambiente de Entre Ríos. Desde su cartera se informó que entre los propietarios de la explotación termal hay “un compromiso de cumplimentar con lo que se le está solicitando” y respetar la normativa vigente en la provincia, se indicó a Informe Digital.

En un comunicado enviado, la Secretaria de Ambiente indicó que se vienen manteniendo encuentros periódicos con los dueños del complejo, “quienes han manifestado su voluntad de dar cumplimientos con lo exigido”. A su vez se asegura que dentro del “plan de mejoras” que está implementando “adquirieron y colocaron nuevas calderas”.

Sin embargo, consigna el parte de prensa oficial, “aún restan cumplimentar otras cuestiones vinculadas principalmente a la reducción de caudal de agua que se vuelca al río”, para lo cual desde el organismo provincial se establecieron plazos de cumplimiento.

Cabe recordar que en septiembre pasado, y luego de dos años, la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental (Ufima) del Ministerio Público Fiscal resolvió dar por concluida la investigación preliminar y formular la pertinente denuncia ante el Fiscal a cargo de la Unidad de Atención Primaria de Paraná, a efectos de que se investigue la supuesta contaminación provocada por la empresa explotadora de las Termas de María Grande. La denuncia había sido iniciada en 2014 por la Asamblea de Ciudadanos Autoconvocados Más Ríos Menos Termas.

Anuncios