Una escuela recurre a Facebook para pedir un edificio propio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ex alumnos, cocineros y maestras se toman fotos con la solicitud escrita en un papel. “Vamos a cumplir 10 año de la creación de la escuela y hace 10 años que nos tienen con promesas”, dijo la directora.

Promesas: hubo varias. Resultados: ninguno. La escuela Primaria N°76 “Teresa de Calcuta” cumple 10 años y es el mismo tiempo transcurrido “que nos tiene con promesas de comprarnos el terreno que está al lado de la escuelita”, explicó la directora Viviana Cerbino de Dri.

“Por un edificio propio, en buenas condiciones para nuestra comunidad. Ayudanos a difundir”, dice el cartel que ex alumnos, docentes, ordenanzas y cocineros portan en mano para reclamar lo que es imprescindible: un lugar digno donde dar clases y comer (a diario sirven el almuerzo, al mediodía, y una copa de leche, a la hora de la merienda).

“Hay promesas y promesas, pero no pasa nada”, resumió la directora en diálogo con concordia.elentrerios.com. Todo empezó el viernes, por la noche, cuando una colega le propuso iniciar la demanda a través de la red social, como una vía alternativa a los reiterados pedidos hechos del modo formal. “Le dije, dale buenísimo. Empezá a sacarte las fotos y las vamos subiendo”, relató al referirse al momento en que empezó a gestarse la campaña faceboquera que ya lleva 4 posteos y que fue varias decenas de veces compartida.

Así, la escuelita primaria donde a diario concurren unos 230 alumnos divididos en dos turnos (por la mañana el segundo ciclo y, por la tarde, van los del primer ciclo), buscan contar con un espacio adecuado. Es la “Teresa de Calcuta” sumida en una pobreza extrema en el noroeste de Concordia, semejante a la tierra donde realizó su labor la religiosa recientemente canonizada.

Sus carencias infraestructurales son pruebas irrefutables de una injusticia que clama al cielo, de una inequidad educativa que debería avergonzarnos a todos, de una cachetada aplicada a la dignidad de esas maestras, de esos niños y sus familias. Los carreteles donados por la Cooperativa Eléctrica, que sirven de mesa en las aulas, son prueba de ello.

Además de los gurises, a diario concurren la directora, su secretaria, las maestras, los 3 porteros y las 6 personas que trabajan en la cocina. A las clases habituales se suman los talleres de Inglés y Acompañamiento al Estudio, para los alumnos de sexto grado (martes y jueves).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s