El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Formosa, gendarmes incautaron un cargamento valuado en más de cinco millones de pesos que viajaba desde Paraguay con destino a la provincia de Santa Fe camuflado en maderas. Es el segundo secuestro en pocos días.

Gendarmería Nacional secuestró en Formosa mercadería electrónica valuada en más de cinco millones de pesos que un grupo de personas intentaba hacer pasar inadvertida desde Paraguay hasta Santa Fe.

Según fuentes oficiales, el camión procedente de Asunción llevaba bolsos con teléfonos celulares ocultos entre una carga de maderas terciadas en clara infracción al Código Aduanero. El intento de contrabando fue detectado por efectivos del Escuadrón 16 Clorinda en la Ruta Nacional N°11 a la altura de Fermín Rolon.

Al realizar la inspección del rodado, los gendarmes advirtieron que el precinto que aseguraba la carga no coincidía con el que figuraba en la documentación presentada para el traslado de la mercadería. El camión fue entonces trasladado hasta el Paso Internacional San Ignacio de Loyola para ser controlado con el escáner de la Aduana, mediante el cual se pudo observar la presencia de bultos entre las maderas.

A fin de efectuar una requisa más exhaustiva, personal de la Fuerza trasladó el transporte con la carga hasta el Escuadrón 16. Los funcionarios, hallaron en el semirremolque bolsos y mochilas con mercadería sin el aval correspondiente: celulares de diferentes marcas, baterías y demás complementos de teléfonos móviles con un avalúo que supera los 5 millones de pesos.

Es el segundo caso de este tipo en pocos días. Durante la última semana, en la misma provincia del noreste argentino, Gendarmería detuvo un cargamento, en su mayoría productos electrónicos, que viajaban hacia Santa Fe y otras zonas del país. En aquel caso se valuó la carga en unos siete millones de pesos.

Anuncios