El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un curioso hecho ocurrido en Crespo fue el puntapié para que la policía recomiende desconfiar de los vendedores ambulantes sin autorización. Piden reportar comportamientos extraños.

El jefe de la Comisaría de Crespo, Miguel Retamar, informó que el fin de semana, “en horas de la siesta, recibimos el llamado de vecinos del Plan Habitacional 73 Viviendas, quienes daban cuenta de un con muletas hombre que con la intención de vender estaba molestando a los dueños de casa”.

Al concurrir, los uniformados ratificaron que el mismo estaba haciendo el recorrido casa por casa.

Se logró identificarlo y éste manifestó que vendía joyas para reunir dinero para ir al Motoencuentro de Diamante. Ante la consulta de que por qué no había hecho paso por la comisaría para dejar sus datos, el vendedor argumentó que no era necesario porque ya se estaba yendo.

En ese momento, “algunos vecinos lo apuraron para que emprenda viaje hacia la Ruta 131, situación por la que comenzó a caminar más rápido, al punto que en un determinado momento empezó a correr, abandonando las muletas que usaba”, reveló el comisario a Fm Estación Plus.

Asimismo, el funcionario indicó que “con posterioridad, otros vecinos le hicieron saber al oficial que esta persona golpeaba las puertas y si no era atendido, espiaba por las ventanas. Quizás se evitó un delito o al menos que obtenga información precisa de ese grupo de viviendas”.

En ese contexto, Retamar aconsejó pedir a los vendedores ambulantes que exhiban la autorización municipal correspondiente y ante cualquier duda, incomodidad o situación anómala, comunicarse inmediatamente al abonado gratuito 101.

Anuncios